El trayecto hacia el Modelo de Salud Familiar

 

Los profesionales que trabajamos en Atención Primaria de Salud, lo hacemos con la convicción, de que éstas, deben encausarse hacia los individuos y la comunidad, con el fin de aumentar sus capacidades en la participación de la acción sanitaria y la responsabilidad en materia de salud; a fomentar un comportamiento higiénico relacionados con la salud de la familia y nutrición de ellas; higiene del medio ambiente; estilos de vida saludables; y la prevención de las enfermedades

En el área de la Educación Sanitaria se han desarrollado en el tiempo “Modelos de intervención”, el primero de ellos, ya obsoleto por las características que lo definen, sin embargo, aún persisten, ya que los profesionales de la salud formados en éste, se han resistido al cambio…, me refiero al “Modelo Biomédico” o tradicional, asistencial. Donde la educación sanitaria utiliza estrategias clínicas, y se basa en la prescripción del “tratamiento educativo”; la población es exclusivamente la demandante, y la información es básicamente unidireccional

En segundo término, el “Modelo Preventivo”, éste, ya incorpora nuevos conceptos: La prevención en grupos de riesgo y la influencia de factores sociales, ambientales, biológicos y de estilos de vida. Sin embargo, la comunicación es bidireccional, no equilibrada, ya que los programas se realizan sin la participación de la comunidad y el usuario continúa en un papel pasivo. Lamentablemente, a mi juicio, los Consultorios que ya se han transformado en “Centros de Salud Familiar” (Cesfam), aún no logran en su totalidad, empoderarse del nuevo concepto integral de salud, precisamente por los profesionales ya formados en Universidades que han establecido por décadas el Modelo Biomédico ya antes mencionado.

El Modelo Comunitario, modelo integral, fomenta el autocuidado en salud…, pretende la participación activa y responsable de los usuarios, promueve la ampliación de diferentes tipos de profesionales, así como de grupos o colectivos no sanitarios de la comunidad. Por lo tanto, la población diana está constituida por la comunidad, y el sistema es comunicativo, equilibrado y bidireccional.

Se ha avanzado sustancialmente en los últimos años, el Ministerio de Salud, ha desarrollado iniciativas para fortalecer la estrategia de atención primaria como soporte de este modelo integral, que consiste en promover la vida saludable, prevenir la enfermedad y, en caso de que ocurra, enfrentarla tempranamente. El modelo de salud familiar constituye el pilar fundamental. Este modelo se centra en el equipo de salud familiar, y entre sus profesionales cuenta con médico, enfermera y matrona, superando la idea del médico de cabecera, dado que permite desarrollar un concepto interdisciplinario, apuntando a la promoción de estilos de vida más saludables, no sólo a curar la enfermedad.

 

El objetivo de la atención, es la familia, entendiendo que la salud y la enfermedad se dan en un contexto fuertemente determinado por esta estructura social. Para el sustento del modelo, es necesario contar con profesionales especializados en salud familiar, así como con infraestructura y tecnologías adecuadas. Un profesional especialista en personas, comprometido con la salud y no con la enfermedad, que no sólo conoce a su paciente sino a su grupo familiar.

Se plantea además una innovación organizacional lo suficientemente flexible para adaptarse a la realidad epidemiológica, social y de recursos locales, que permite incorporarlos en un proceso de co-gestión de salud, promoviendo de esta manera, un real empoderamiento y, por ende, auto responsabilidad de su cuidado en salud. Ese es precisamente el desafío, esta propuesta, o reforma de la Salud, que establece como eje fundamental el cambio de modelo de atención, es lo que nos debe ocupar a todos los profesionales del Equipo de salud, a las Universidades, a los Centros de formación técnica, y por supuesto…, la inyección de recursos por parte del gobierno a la Atención Primaria; sabido de todos, que la Atención Secundaria, es el fracaso de la primera.

Ahora bien, el concepto de Educación sanitaria, que es el área que me compete, tiene distintos significados, que operacionalmente se dividen en los siguientes:

Objetivos centrados en el “saber” (conocimientos)

Objetivos centrados en el “saber hacer”  (habilidades)

Objetivos centrados en el “saber ser” (conductas)

En esencia, la Educación para la Salud tiene que trabajar el “Saber ser”

 

Alicia Parada Acuña

E.U. Universidad de Chile

Diplomada en Salud Familiar

 

 

¿Estresadas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amig@s  el “Estrés” está de moda, y vino para quedarse, es un tema recurrente en nuestro mundo moderno; la vida está muy acelerada y nosotros vamos corriendo tras ella.

Pero, ¿qué es el estrés? El estrés, contrariamente a lo que se cree, es una defensa natural del organismo contra situaciones límite que se nos presentan cotidianamente.

La expresión “estrés” deriva del vocablo latino “stringo” (apretar), y éste del griego “sfigo” (apretar). Esta palabra se usó por primera vez en el siglo 14, a partir de ahí, se empleó en textos en inglés como “strest, stresse, strest y straisse”. Luego se castellanizó a la forma en la que la conocemos hoy: Estrés.

Mencionamos que el significado de estrés, no es tan malo como parece, a este tipo de estrés se le conoce como estrés positivo Eusttres:

Este es una parte esencial de la vida humana. En muchos aspectos no podemos evitarlo. Nos ayuda a estar atentos, nos prepara para sortear distintas situaciones con las cuales nos enfrentamos. Situaciones de peligro agresivas, tales como un ataque a nuestra integridad física:

El cuerpo suelta una gran cantidad de adrenalina en el torrente sanguíneo que provoca una respuesta rápida instantánea, pues prepara al individuo para responder oportunamente ante la agresión y ponerse a salvo. Situaciones de peligro, desarrollan una fuerza insospechada, se saltan grandes obstáculos, o se realizan maniobras prodigiosas, para salir libres de estos obstáculos. En síntesis, es una reacción fisiológica del organismo ante determinadas situaciones.

Dicho de otra forma, esta respuesta es parte normal de la preparación del organismo para el enfrentamiento o para la huida. Así, por ejemplo, las pupilas se agrandan para mejorar la visión y el oído se agudiza, los músculos se tensan para responder al desafío, las frecuencias cardiaca y respiratoria aumentan de manera que la sangre es bombeada en forma más abundante y rápida para aumentar la llegada de oxígeno a las células y favorecer la demanda de las respuestas al peligro. Para ello la sangre es dirigida a áreas prioritarias, como lo son corazón, pulmones, riñones, hígado, músculos grandes y el cerebro. Funciones no prioritarias en ese momento, como la digestión y circulación periférica son disminuidas en forma dramática.

La Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) postula que el estrés es “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”.

Para Richard Lazarus (1966) sería “el resultado de la relación entre el individuo y el entorno, evaluado por aquél como amenazante, que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar”.

 

El problema se genera, cuando se da una sobreacumulación del mismo y termina generando problemas de salud colaterales que pueden llegar a ser bastante graves. Por ejemplo, hay situaciones normales de la vida cotidiana que provocan estrés, pero no llegan a enfermar, ir al ginecólogo, dentista, etc.

Lo que en realidad ocurre es que las personas se estresan cuando perciben que  un estímulo ambiental amenaza su propio bienestar y las incapacita para hacerle frente de una manera adecuada.

Por otra parte, nos estresamos por la presencia de estresores que son los estímulos que sobrecargan al individuo y le producen una respuesta biológica y psicológica de estrés. Cuando un estímulo es amenazante para la salud y el bienestar general de la persona, y además hace que el individuo sienta que su capacidad de sobrellevarlo es reducida, entonces, se está ante la presencia de un estresor.

“Richard Lazarus” nuevamente sostiene que el “estrés es una condición o experiencia emocional que se da cuando la persona percibe que la demandas exceden los recursos personales y sociales que el individuo es capaz de movilizar”. Por lo tanto, se produce estrés, cuando el individuo se ve desbordado y no se siente capaz de afrontar a las presiones del día a día.

Tres décadas de estudio hay dedicadas al estrés. Existe mucha información acumulada, muchas teorías en relación al origen y consecuencias de éste. Se ha podido determinar entonces que existen diferentes tipos o manifestaciones del estrés; en oportunidades las personas tienen una combinación de reacciones, lo que da lugar a la ansiedad, la angustia y la depresión. (Miguel Ángel Núñez 2006)

Según Núñez, existen diferentes tipos de estrés, que nos conviene describir, y que seguramente serán de nuestra atención:

Estrés de supervivencia: Por lo general, Es secundario a enfermedades crónicas, enfermos anímicamente inestables que se estresan físicamente y emocionalmente.

Estrés laboral: A raíz de la competitividad o la sobre exigencia de las empresas hacia sus trabajadores este tipo de estrés ha ido en aumento en las últimas décadas. Es causado por fatiga, y por sobrecarga laboral, por presiones del tiempo.

Agregaría algo importante a este comentario, y está relacionado con nuestro trabajo espiritual y administrativo en nuestras Iglesias, el no poder cumplir por falta de tiempo ante las demandas de nuestros hermanos que necesitan de nuestro consejo, visita o ayuda de diversa índole. O tal vez, metas muy altas que nos hayamos propuesto, nos puede también llevar a estados de estrés. Pareciera que fuese pecado afirmar que eventualmente pudiéramos padecer de esta enfermedad, pero también reconocerlo producirá una confesión al Señor que pronto El no tardará en atendernos, tal como es su promesa, Él es y será nuestra paz. (Efesios 2:14)

Estrés químico: El cuerpo también se puede estresar por la alimentación inadecuada, muy pocas veces se relaciona este tópico con el estrés. El consumo de bebidas cafeinadas, (mate, café) alimentos, bebidas azucaradas,  chocolate dulce, o alto consumo de sal. La causa es que el cuerpo está en condiciones desventajosas para enfrentar los estresores de cada día.

Estrés por factores ambientales: Este problema no se desencadena por causas relacionadas con la persona; Por ejemplo, la invasión del espacio personal, hacinamiento o espacio insuficiente para vivir, esto es muy frecuente en familias de escaso recursos, y creo que como pastoras deberíamos estar atentas a este factor. También se puede producir por contaminación acústica, ruidos persistentes y que no ayudan al descanso. Los lugares donde hay suciedad, habitaciones en desorden.

Estrés por intoxicación: Esto se refiere al alcohol, al tabaco, y  los tranquilizantes. Se incluye acá las drogas utilizadas a nivel mundial y llamadas “legales”, éstas van provocando un deterioro físico que inhibe al cuerpo para reaccionar de manera normal ante los estresores.

Estrés por factores hormonales: Vivimos afectadas por procesos hormonales, éstos provocan en nosotras alteraciones físicas; la pubertad, y la adolescencia hacen que las personas jóvenes tengan menos tolerancia que los adultos a situaciones estresantes. Para que hablar del síndrome premenstrual, éste afecta más a algunas mujeres que a otras, produciendo una descompensación hormonal que  provoca una respuesta inadecuada al agente estresor. Cambios hormonales post parto, el fenómeno de la menopausia que supone todo un cambio hormonal en una mujer adulta.

Estrés por empatía: Cuando se asumen responsabilidades por las acciones de otras personas, se está vulnerable al estrés. Por ejemplo, padres que se responsabilizan por las acciones de sus hijos, o hijos mayores que se ven obligados a atender o afrontar lo que hacen sus hermanos mayores.

Bien, como Ustedes han podido leer, son muchos los factores  desencadenantes de la enfermedad de este siglo,  estamos expuestas a ello. Por lo tanto es bueno que estemos informadas, pero siempre hay para nosotras Buenas noticias, y éstas, se encuentran impresas en la “Palabra de Dios”, pero es menester que primero, esté  impresa en nuestro corazón.

Con cariño

Alicia

Algo más sobre promoción en salud

 

 Lo que es para algunos, interesante…, para otros no lo es. De todas maneras,  hay que estar informados.

Se me quedaban en el tintero algunas cosas que tienen relevancia para nuestra región  (VII Región del Maule), El Minsal difundió un Documento que tiene relación con ” El Plan de Salud Pública Región del Maule” allí, se definió el ” Objetivo Sanitario Nacional al 20010″:

“Reducción de la Prevalenciade obesidad en Pre-escolares “

“Meta”: ” Bajar prevalencia en 30% pasando de 10 a 7%.”

                                                                                                               

 

 

 

 

 

 

Dicho documento, alude en forma determinante y clara lo que necesitamos en Chile, con respecto a este tema. Dice así :

” La Promoción de la salud es una de las estrategias que debe ser trabajada en la Atención Primaria de Salud, especialmente en los países con indicadores como los que tiene nuestro país, debido a que es poco probable que con el actual modelo de atención podamos mejorar los indicadores epidemiológicos actuales.”
Agrego  otras definiciones al Concepto de “Promoción”;

  • Ascenso a un nivel superior
  • Técnica para aumentar el volumen de negocios.

    PROMOVER significa:

1.- Divulgar una cosa procurando su logro (difundir, impulsar, destacar)

2.- Elevar a una persona a una posición (ascender, levantar, subir de nivel)

Y PROMOCION DE LA SALUD:

Es el proceso que le confiere a la población los medios necesarios para mejorar la salud y ejercer un mayor control sobre la misma. “Carta de Ottawa, 1986″

Una estrategia que involucra a individuos, familias, comunidades y sociedad en un proceso de cambio orientado a la modificación de las condicionantes de la salud y mejoramiento de la calidad de vida. “MINSAL”.

Haciendo  historia: en 1945, Henry Sigerist, historiador médico definió cuatro tareas de la medicina:
1.- Promoción en Salud

2.- Prevención de las enfermedades

3.- El restablecimiento del enfermo

4. La rehabilitación

El dijo: “La salud se promueve cuando se facilita un nivel de vida decente, buenas condiciones de trabajo, educación, cultura física y medios de descanso”.

En 1974, en Canadá, el Ministro de Salud Marc Lalonde en su informe, criticó el hecho de que hasta ahora la medicina se ha dedicado sólo a dos elementos en la atención médica, la biología humana y al desarrollo de la organización de los sistemas de atención médica.

Por lo que él define las cuatro determinantes de la salud, ya antes mencionadas, sobre los cuales es necesario trabajar en forma integral en ellas

En 1986…, la ” Carta de Ottawa “, carta firmada por los países participantes en la Primera Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud, definen que:

“La promoción de la salud, consiste en proporcionar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre ella”

Establecen las condiciones y requisitos fundamentales para tener SALUD (nótese):

Paz, vivienda, educación, alimentación, ingresos, ecosistema estable, justicia social, equidad.

Enfatizan la necesidad de mejorar las “oportunidades” para que la gente pueda tomar adecuadas decisiones respecto de los factores que influyen en su salud, su responsabilidad en el AUTOCUIDADO, mediante:

  • Educación para la salud
  • Entrega de información
  • Reforzamiento de las propias capacidades
  • Promocionar el concepto de salud
  • Actuar como mediador entre los intereses sectoriales y a favor de la salud
  • Proporcionar los medios que le permitan a la población desarrollar al máximo su salud.

    En esta carta se enfoca la salud desde un punto de vista positivo, asociándola a “Bienestar”,a formas de vida sana, por lo tanto la promoción de la salud no sólo le corresponde al sector sanitario.La carta especifica también: Los AMBITOS de ACCION de la Promoción de la Salud:

 

  • Elaboración de políticas públicas sanas
  • Creación de Ambientes favorables a la salud
  • Reforzamiento de la Acción comunitaria
  • Desarrollo de aptitudes personales
  • Reorientación de los Servicios Sanitarios.

Tal como lo enfocábamos un tiempo atrás, se destacan estos cambios hasta llegar ala Conferencia Mundial en México.


Cabe resaltar una vez más La Reorientación de los Servicios de Salud
:

“Se pretende que los Servicios de Salud den mayor énfasis a las actividades de Promoción de la salud y Prevención de las enfermedades, mediante la asignación de mayores recursos y el desarrollo de las potencialidades de los Establecimientos Asistenciales como Centros de Promoción de salud, mas allá de la responsabilidad de proporcionar servicios clínicos y médicos”

 

 

 

 

El cambio de CONSULTORIO a CENTRO DE SALUD, implica:
– Modificaciones en la formación y capacitación del personal de salud.


– El equipo de salud debe tener claridad en cuanto a las Prioridades sanitarias y en los determinantes que afectan la salud de las personas.


– El equipo de salud debe conocer las diferencias entre promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

 

Diferencias entre Prevención y Promoción en Salud”:

Toco este punto ya que suelen confundirse estos dos términos

1. Prevención: Controlar factores de Riesgo atribuibles a las personas.

 Promoción: Dirigida a Condicionantes de salud (directos o subyacentes).

2. Prevención: Reforzar factores que reduzcan la susceptibilidad.

    Promoción: Apunta a planes concretos en ámbitos de salud y en el área social,

3. Prevención: Atenuar efectos de la enfermedad.

   Promoción: Orientada hacia estilos de vida, “persona o entorno”.

4. Prevención: Actividad dirigida a grupos de Riesgo.

Promoción: Implica trabajos con toda la gente.

 

“Amados, yo deseo que ustedes sean prosperado en todas las cosas, y que tengan salud, así como prospera vuestra alma”

¿Hay que comer para vivir o hay que vivir para comer?

¡HOLA!

¿Qué opinan de esta afirmación?

“HAY QUE COMER PARA VIVIR”

¿O de esta otra afirmación?

“HAY QUE VIVIR PARA COMER “.

Bien…, no tenemos muy buenas noticias en lo que respecta a nuestro “Riesgo cardiovascular en salud” en nuestro país. Los conceptos que tengamos sobre el valor de la salud y lo que ella constituye, determinarán la “conducta” que sigamos en relación a la alimentación. A propósito no hay nada más delicioso que el pan…, ¿no les parece? ¿Pero será saludable consumirlo en forma desmedida? Hoy quiero reflexionar acerca de los “Factores de Riesgo cardiovascular” que afectan a nuestra población, y son precisamente las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades crónicas no transmisibles, las que están matando a nuestra población, hoy en día.

Una alimentación no adecuada en el trabajo puede causar pérdidas de hasta un 20% en eficiencia y productividad laboral de acuerdo a un informe reciente de la OIT. Este antecedente unido a informes de diversos especialistas y autoridades que advierten un preocupante aumento en Chile de la “Obesidad”, con sus consiguientes efectos para la salud de la población y costos económicos para las familias del país, llevaron a la Sociedad Chilena de Seguridad, (ACHS) y a la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA) a firmar una alianza estratégica para promover programas de alimentación saludables en los ambientes laborales.

A modo ilustrativo, las últimas cifras existentes son las siguientes: ” 61% de la población mayor de 17 años tiene problemas de sobrepeso y obesidad, 89% de la población es sedentaria, 42% fuma y más del 50% ingiere menos de lo que debe en frutas y verduras.

Recuerdo la última encuesta que se realizó en Santiago, el año pasado que arrojó que un 35% de los niños escolares de Primer año básico son “obesos”, ni siquiera en sobrepeso, que es una evaluación del estado nutricional diferente. Años atrás, horrorizados contemplamos a través de los noticieros otra muerte de una mujer adulta, causada por “Obesidad mórbida”.

En el año 2005, el Doctor Tito Pizarro, Jefe del Departamento de Nutrición del Ministerio de Salud, en ese entonces, tras destacar el éxito alcanzado por Chile en la reducción de la desnutrición infantil, planteó que hoy uno de los grandes problemas de salud es el aumento de la obesidad mórbida, lo que unido al “Sedentarismo”, conlleva una serie de males asociados como Hipertensión, alto nivel de Colesterol, Diabetes y otros con el consiguiente impacto para el sistema de salud y la calidad de vida de la población. ” Sostuvo que Chile exhibe una tasa de 1.3% sólo de obesidad mórbida, lo que consideró “altísimo”, ya que significa que para solucionar este problema mediante bandas gástricas habría que operar a unas 120 mil personas en el año lo que llevaría a la quiebra el sistema de salud. Por esta razón urge, realizar programas preventivos que promuevan cambios de hábitos alimenticios saludables en la alimentación”, argumentó.

No sólo la autoridad sanitaria está preocupada de este fenómeno que está imitando a Norteamérica que con su estilo de vida no saludable, comida rápida, comida chatarra, sedentarismo, etc.; también estamos preocupados todos los que trabajamos en el área de la salud, aunque no todos son consecuentes con los ” Estilos de vida Saludables” que está promoviendo el Minsal, tenemos a nuestro haber toda la información de mortalidad causada por el consumo del tabaco, por enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión, diabetes mellitus II, obesidad…, y no comenzamos por casa. Les invito a repasar lo que significan los conceptos “Promoción, Fomento y Protección de la Salud “, y el concepto de “Prevención en Salud”

La ” Promoción de la Salud está focalizada en fortalecer y aumentar los factores protectores en salud, es una estrategia ” Gubernamental “que involucra a individuos, familias, comunidades y sociedad en un proceso de cambio de los ” Condicionantes y Determinantes de la Salud”.

La promoción de Salud se realiza con acciones de educación, información y comunicación social, trabajo comunitario y abogacía, atención de Salud, investigación, vigilancia y regulación. Está focalizada a intervenir a la población que supuestamente no estaría en ” Riesgo”. En cambio, la ” Prevención ” está focalizada en disminuir los “Factores de Riesgos” en salud.

Los factores de riesgo no ocurren en forma aislada, tanto las causas próximas, como las distales se encuentran presentes en un resultado adverso en salud, y esto es muy importante de ser considerado tanto en las estrategias que deseemos desarrollar con la población y con nosotros mismos. En algunos casos, basta con producir pequeños cambios en algunos factores de riesgo en la población para obtener profundos beneficios en la salud pública. Tomemos por ejemplo dos significados comunes de riesgo en salud:

a).- Probabilidad de tener un evento o resultado adverso.., si Ud. tiene el colesterol mayor a 220, tiene la probabilidad de tener un evento cardiovascular de un X %.
b).- Un factor que aumenta esa probabilidad, si Ud. consume una dieta rica en grasas saturadas, tiene un riesgo de Y % de que su colesterol plasmático aumente en un Z %.

Si analizamos estas dos definiciones, se podrá distinguir una sutil diferencia dada la secuencia temporal o la distancia causal en el tiempo y la definición del evento adverso. Si el foco de los sistemas de salud es prevenir la aparición de la ” Muerte ” y “hospitalización”, entonces los objetivos de los centros de salud es tener servicios de tipo paliativos y curativos. En el caso contrario, si nos enfocamos en disminuir el consumo de dietas ricas en grasas saturadas, la orientación de los sistemas de salud estarán enfocados en………

“Prevenir más que curar”

No hay que confundir el “Riesgo de enfermedad” con “Causa de enfermedad”, según Hill (1) la causa debe reunir una serie de criterios tales como la fuerza de asociación, la consistencia, la especificidad, temporalidad, gradiente biológico, plausibilidad, coherencia etc. El riesgo en salud establece asociaciones causales pero no necesariamente son la causa directa de una enfermedad. Es una aclaración, pero no desdice la alta peligrosidad de no adquirir estilos de vida saludables.

Por lo tanto, les invito a informarse o recordar, cuales son los “FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR “, primero la definición: ” Son condicionantes individuales que pueden aumentar el Riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular ateroesclerótica”. Los dividiremos en “Factores de riesgo Modificables” , por el individuo, y en “Factores de riesgo no modificables” dados por la edad, o enfermedad ya adquirida.

Factores de Riesgo Modificables:

1. Obesidad

2. Sedentarismo

3. Tabaquismo

4. Dislipidemias (hipercolesterolemias o niveles altos de colesterol en la sangre)

5. Estrés (aumenta la frecuencia cardiaca, la Presión Arterial y las demandas de oxigeno del corazón)

6. Alcohol (eleva la presión arterial y los niveles de triglicéridos y por ende aumenta el Riesgo cardiovascular)

Factores de Riesgo no Modificables:
1. Sexo (Los hombres tienen mayor riesgo coronario, las mujeres están protegidas por los niveles de estrógenos, sin embargo su riesgo se IGUALA al de los hombres con la MENOPAUSIA.

2. Herencia (El riesgo aumenta si un familiar en primer grado ha desarrollado enfermedad coronaria o vascular.

3. Edad (El riesgo aumenta con el paso de los años, en los hombres ” desde los 45 años” y en las mujeres “desde los 55 años”

4. Hipertensión (presiones sostenidas igual o sobre 140/90 mmHg. producen daño en las paredes internas de las arterias y esta lesión favorece la formación de placas de ateroma.

5. Diabetes mellitus II (mal controladas, el estado de hiperglicemia produce arteriosclerosis acelerada, dañando progresivamente los vasos sanguíneos).

Ahora, consideremos las ” Categorías de Riesgo Cardiovascular”:

Riesgo cardiovascular máximo: Sujeto que tiene un riesgo superior al 20% de sufrir una enfermedad C.V. en los próximos 10 años.

Riesgo C.V. alto: Habitualmente tienen 2 o 3 factores de riesgo (de los ya enunciados) y su riesgo de presentar un evento CV en los
próximos 10 años varía entre un 10 y 20%.

Riesgo C.V. moderado: Sujeto que tiene un factor de riesgo con una probabilidad inferior al 10% de sufrir un evento Vascular, en los próximos 10 años.

Estos motivos son los detonantes para uno de los desafíos en salud de la década “Desarrollar una política de estado en Promoción en Salud” de carácter intersectorial y participativa, destinada a lograr estilos de vida y ambientes más saludables, así como un compromiso activo de la sociedad chilena en la construcción de la salud y calidad de vida, que beneficie a todos los ciudadanos sin distinción, que cuente con legislación y financiamiento adecuado y que trascienda a los gobiernos.

A continuación enuncio las cinco condicionantes:

  1. Alimentación y nutrición
  2. Actividad física
  3. Factores psicosociales
  4. Medio ambiente
  5. Tabaco

Las cuatro estrategias:

 

  1. Escuelas saludables
  2. Barrios saludables
  3. Lugares de trabajo saludables
  4. Programa de salud en la gente.

Factores protectores en promoción de la salud:

  1. Alimentación saludable
  2. Actividad física
  3. Ambiente libre humo de tabaco

 

Factores de riesgo y daño (nuevamente enunciados)

  1. Hipertensión arterial
  2. Hipercolesterolemia
  3. Enfermedad coronaria
  4. Diabetes mellitus
  5. Sedentarismo
  6. Tabaquismo
  7. Obesidad
  8. Estrés
  9. Depresión

Factores Protectores.

1.- Alimentación saludable:

Se trata de modificar los factores condicionantes de la salud y por ende la calidad de vida. En este concepto la alimentación saludable es una condicionante prioritaria para la salud. Los establecimientos educacionales promotores de la salud tienen sus actividades orientadas a promover la salud en la comunidad, se propone incorporar alimentos de bajo contenido graso, ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra dietaria. Además que no produzcan caries dentales. En este sentido se recomiendan
colaciones y Kioscos saludables con el objeto de mejorar la oferta de productos sanos, además de asegurar condicionantes para la alimentación de los niños y de las personas en general.

2.- Actividad física:

La alta urbanización se asocia a la disminución en la actividad física, tanto en la utilización de tecnologías modernas asociadas a la producción que facilita el trabajo, como los hábitos sedentarios de recreación, lo que contribuye a un desbalance entre consumo y gasto energético, con el consecuente aumento en la obesidad. Los niños obesos y normales gastan más de 3 horas diarias frente al televisor, cifra que aumenta a 4 horas en los días festivos.
El sedentarismo en población adulta se asocia al aumento de los daños en salud mental, tabaquismo y estrés, junto con mortalidad causada por enfermedad coronaria, hipertensión arterial, cáncer al colon y D.M.II.


3.- Factores Psicosociales:

Existe un aumento de la prevalencia de enfermedades mentales desde la década de los 60 alos 90, explicándose no solo por la situación demográfica, sino también por el aumento de la iniquidad en la distribución del ingreso, el deterioro de las relaciones
sociales y la desprotección social. Los trastornos psiquiátricos en la década de los 90 muestran que varía entre el 34 y 42% en mayores de 15 años con residencia urbana y la depresión entre el 7.5% y 10%. Estudios demuestran que el factor protector por excelencia es la “Asociatividad “y la capacidad de relacionarse con el otro, estar bien consigo mismo y con los demás, la afectividad y la vida familiar, así como el compartir
y sentirse parte de una comunidad, permite no solo crecer en autoestima y desarrollo personal, sino que ayuda a la construcción de capital social.


4.- Medio Ambiente
:

Tienen una fuerte incidencia en la calidad de vida. Existen serios problemas en el manejo de la basura u vectores con la consiguiente consecuencia en salud. Los esfuerzos municipales en mejorar la limpieza, se contraponen con la baja conciencia de la población en la mantención de un ambiente limpio. Con más dificultades se enfrenta la contaminación del aire, agua y tierra, donde la solución requiere de nuevas políticas, inversiones y del compromiso ciudadano.

5.- Tabaquismo:

El uso del tabaco es la primera causa de enfermedad y muerte EVITABLE en el mundo. En Chile, cada año, mueren 9.000 personas a consecuencia de enfermedades atribuibles al tabaco (cardiovasculares y diversos tipos de cáncer) y que corresponden al 11% de todas las muertes en nuestro país. El 11% de la mortalidad infantil es atribuible al bajo peso al nacer de los hijos de madres fumadoras.
El tabaco es la segunda droga de mayor consumo después del alcohol y además la droga de inicio para el consumo de otras drogas.
El humo de tabaco ambiental es el contaminante más importante de los espacios interiores. Poe cada 20 cigarrillos fumados se aportan 20 mgs/m3 de partículas al ambiente (nicotina, monóxido de carbono, carcinógenos, mutágenos, tóxicos e irritantes. Se ha demostrado su efecto negativo sobre la salud, ligándolo causalmente a cáncer pulmonar, enfermedad cardiovascular, muerte súbita infantil y aumento del asma bronquial y otitis media en niños.

Por último…. (Por hoy, ya que luego nos dedicaremos a evaluar nuestro estado nutricional, especialmente dedicado a mis alumnos de la Universidad “Carrera de Enfermería) daré a conocer o recordar para los que manejan el tema

Las grandes metas de la Promoción de salud a nivel internacional y suscritas en Chile son:

  1. Establecer políticas públicas favorables a la salud
  2. Crear ambientes y entornos saludables
  3. Reforzar la acción comunitaria
  4. Desarrollar habilidades y estilos de vida saludables
  5. Reorientar los servicios de salud hacia la promoción.

Invito a colegas, docentes y alumnos de la Universidad a sumarse a la promoción en Salud y permitir que estas grandes metas sean alcanzables y posibles.

……..Cuando veo los cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste bajo sus pies.
…..¡Oh jehová, señor nuestro, cuán grande es tu nombre en toda la tierra!

Y por cierto…. no echemos a perder el plan de Dios sobre nosotros y sobre la tierra ¿ya?

Alicia.

BIBLIOGRAFIA:

  • Normas de salud Programa del Adulto
  • Informe de la Sociedad de Fomento Fabril y la Asociación Chilena de Seguridad
  • (1) Defining and Assessing Risks to Healt. Chapter 2. The World health report. 2002.FAO.WHO.
  • Biblia la “Versión Reina Valera 1960” Salmo 8.

Cuida tu corazón:

 

Por esta razón tal como lo menciona el dicho…, más vale prevenir que curar, y para ello debemos estar informados acerca de los factores de riesgo que nos llevaría tempranamente a una enfermedad cardiovascular; existen Riesgos modificables y Riesgos no modificables, los últimos son el sexo, la herencia y la edad, es necesario comprender que los primeros pueden ser modificados si mejoramos nuestros estilos de vida.

Como factores de riesgo cardiovascular se entiende como la condición individual que puede aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular ateroesclerótica

Read more…